9 de diciembre de 2021

Raices Humanas

Cultura y Acción Ciudadana

Homenaje a Daniel Stone

El poeta Daniel Antonio Urrea Lepez

El Sábado 14 de marzo(2020), poco antes que se declarara la cuarentena por coronavirus, un grupo variado de poetas y amigos se reunio en el Restaurant Chancho 6 para despedir a Daniel Stone, personaje memorable dentro del Underground santiaguino, después de fallecer en el mes de Febrero, víctima de un accidente carretero.

Daniel Urrea, su nombre legal, tuvo una vida azarosa y aventurada, de la mano de una esquizofrenia que supo canalizar de forma extraordinaria en su expresión artística, la poesía. Colaborador entusiasta de cuanto evento cultural se le cruzaba y también de la carrera de Cine de la Universidad Arcis, se hizo conocido entre muchos habitantes del medio artístico santiaguino. Publicó un libro «Stone de Memoria». Y trabajó en muchos lugares, especialmente restaurantes, por períodos indeterminados.

En este artículo, sus amigos le rinden un homenaje.

A Stone...


Stone, Stone, Stone,
Stone, Stone,
Stone,
...
..
.
Ametrallas las mentes...
Con balas estridentes...
Cargadas de imágenes...
Sonidos y carnes...
...
..
.
Nos maravillamos.
Nos miramos.
Nos callamos.
Nos cuestionamos.
...
..
.
Tu poesía intensa...
Golpea como la puerta...
Que Beethoven nunca escuchó...
TA TA TA TAAAAN...
TA TA TA TAAAAAAAAAN...
...
..
.
Stone, Stone, Stone,
Stone, Stone,
Stone,
...
..
.
Como diría Galileo...
Sin embargo existes...
Estrella del Rock poético...
Stone, Stone, Stone,
Stone, Stone,
Stone,
...
..
.




Emilio González Salas.
Padecía de una asombrosa inhumanidad
Mas cercana al aroma de lo mágico
A lo sublime
Con esa facilidad de inventar mundos
Las calles tenían gusto a juego
Con el aroma profundo a lo lúdico y fresco,
Paralelo a toda realidad y dureza
Tirada  en nuestros barrios,
Con la capacidad de inventar mundos
Como quien inventara colores,
Llamado a si mismo,
El  salvador de la humanidad,
Se enamora
Y camina en la inmensidad
Ston de memoria
Grita sus versos
En los trenes imaginarios.
El que camina
Incansable con velas en los pies
Y  mariposas en los labios
Ston el poeta de memoria
Se fue caminando como siempre
Hasta perderse entre las luces de la noche
Con el aroma fresco y dulce
De su imaginación,
Como un principito
En un submundo
Que huele a primavera,
El salvador Stone
 Vivía en un mundo paralelo
Que iluminaba el polvo de la tierra,
Paralelo y tan cercano
y tan cristalino
como su continuo y sorpresivo
aparecer  entre sus amigos
proclamados cariñosamente
“los malos de la cabeza”
Ston de memoria
No burbujeaba el ego
Del artista literario
Mas bien  cruzaba a la otra vereda
Y miraba la  parte de  atrás de la luna,
El salvador de la humanidad
es una isla flotante
 en medio de la ciudad
que cariña y encanta
lo desencantado
ston va pintando lo que mira
pinta los arboles
los perros
y las mujeres tristes,
el salvador de la humanidad
no vivía en ninguna parte
como los pájaros nómades,
su imagen detenida
coludida con el absurdo
y la comedia,
el poeta Stone camino dejando una estela
en los sueños de los  encantados
de los malos  de la cabeza
que habitan los centros ston
unidos por la poesía.

JUAN CARLOS.

Artículos Relacionados