9 de diciembre de 2021

Raices Humanas

Cultura y Acción Ciudadana

Bitácora de viaje a Italia : 16 al 24 de Octubre del 2005

Por Carolina Caro

Día 3 (19 de octubre): Venecia.

El hotel estaba ubicado en tierra firme. En realidad Venecia es un conjunto de islas. La vista desde mi habitación del hotel era maravillosa y vi el amanecer porque estaba con vista al mar adriático. Es raro ver el amanecer desde el mar pero es muy lindo. Desayunamos y nos fuimos en un barco turístico hasta la isla. Primero vimos la catedral principal de Venecia y luego a pasear en góndola. El día no nos acompañó mucho, estaba nublado. Es desconcertante ver avenidas que son un río. O por ejemplo ver que para cruzar la calle tengo que subirme a un bote, o que las ambulancias son una lancha o la policía también. Nos llevaron a una fábrica de cristal murano donde nos mostraron el proceso y nos explicaban que este es un oficio que se aprende de generación en generación. Las cosas que se ven son increíbles. La gente tiene la cultura de que las cosas son de todos y se tienen que cuidar. El paseo en góndola es un paseo muy romántico (al igual que el precio), no se puede aprecia gran parte de Venecia pero se pasa por lugares muy hermosos, aunque la humedad es muy grande. A mi me llamó la atención que en las calles más cercanas al río hay pasarelas que se ponen cuando la marea sube para que la gente pase ya que algunas calles se inundan. Finalmente cenamos y nos fuimos al hotel. Al día siguiente nos dirigiríamos a Florencia.

Día 4 (20 octubre): Florencia.

Día de mi cumpleaños. Pasamos parte de la mañana viajando de Venecia a Florencia. El camino era realmente hermoso. Mucha vegetación y vimos los Apeninos, que son Alpes más pequeños. Llegamos a almorzar a Florencia luego de un tour por la cuidad que nos mostró gran parte de ella. Tuvimos la tarde libre. Ese día estaba lloviendo pero eso no nos impidió hacer nuestro recorrido tranquilamente. En una plaza están las obras más conocidas del famoso artista Miguel Ángel. Florencia es una cuidad donde hay mucho comercio, donde se puede ver un centro que es como una feria donde se venden artículos de cuero, como carteras, chaquetas, etc. las calles están llenas de gente, sobre todo turistas. Las calles son un tanto sucias. Pasamos la noche en Florencia. Al día siguiente llegamos a nuestro destino final Roma, para nuestro claro objetivo, la canonización del Padre Alberto Hurtado, pero sin antes pasar por la cuidad de Asís.

Artículos Relacionados