La Columna de Emeterio

“NUESTRO MES”

bodega-uno-chilean-cowboys-d-1258551

Nuestro país fastuoso bla, bla, bla. El ejercito jamás vencido bla, bla, bla. Empanaitas, su fonda, su chicha, el latente recuerdo del golpe, volantines. Septiembre el mes de la memoria (nada personal, compañero trigo), el mes en que se recuerda también al joven combatiente, accidentes de transito, la parada militar (algo que hagan), banderas, bla, bla, bla. Este es un mes bastante extraño y, quizá, el mas obvio de todos, siempre igual, de hecho, en nuestro hermoso país da la impresión de que el año se acaba en septiembre, puede que sea el clima no sé, porque septiembre es como lluvia viento sol borracheras, en el orden político; odiosidades varias, después primavera todos se enamoran, inmediatamente viene el calor en exceso, pascua, año nuevo, verano arena playa mar azul, mochileo, inundarse de trasandinos (bienvenidos hermanos), el festival, y después marzo… ese horrible e intransitable período. Después, lo propio, siete meses de locura intrascendente (aunque reconozco que el invierno me obnubila). Si se dan cuenta no he dicho nada desconocido, acaso lo que todos saben, pero todo junto. Quisiera “hacer” memoria y reflexionar un poco en relación a la identidad que tenemos como chilenos y cómo se traduce esa identidad al celebrar nuestra independencia, en definitiva, al celebrar que un día 18 de septiembre fuimos patria, la soberanía la conseguimos un tiempo después, pero patria a fin de cuentas. Lo que pasa es que aparte del negocio de las fondas o de uno que otro arranque patriótico de algunos de nuestros conciudadanos o encumbrar por inercia un volantín, no advierto un sentimiento auténtico de lo que significa la conmemoración de nuestro país, no obstante, nos aliviamos de tener un par de días festivos los cuales están disponibles para festejar, pero festejar qué, ¿el cumpleaños de nuestra patria?, ¿enorgullecernos de que somos chilenos? Quisiera dedicar algunas palabras a las sombras de nuestros coterráneos que, de una forma u otra, se sacrificaron por una utopía de libertad, a todos aquellos que se ampararon en un ideal de sociedad y que concedieron su existencia por ello (excluyo a los golpistas). Por esas almas es que nosotros festejamos casi por hábito o, si se quiere, de carácter maquinal, lo cual, si lo pensamos un poco, siempre será un buen augurio… Es muy probable que no encumbre ningún volantín, quizá no participe en ninguna fonda, es mas, para estas “fiestas patrias” (si, las comillas tienen un dejo de sarcasmo), lo mas probable es que me reúna con mis antipatriotas amistades en la cantina de costumbre o, en el último de los casos, capaz que improvise una fonda rock clandestina en el patio de mi casa, eso no tiene ninguna importancia; no voy a ser mas o menos antipatriota por ello, lo importante (y me cuelgo nuevamente del compañero trigo), es que en estas festividades no caigamos en el no-recuerdo, que no nos tropecemos con la inocencia de creer que somos lo que somos simplemente por azar… tenemos un profuso pasado y escasa memoria. Por último, quisiera enfatizar mi agradecimiento a los anónimos héroes que son la causa de nuestro olvido a la hora de celebrar. Y a sus viudas, y a sus padres, y a sus hijos.

 

EFIMERAS

DIGITAL CAMERA

Los pequeños insectos llamados efímeras se aparean sobre el río Tizsa a finales de septiembre de cada año. No tendría nada de especial, de no ser porque solo viven 3 horas. Lo mismo que me demoro en despertar, afeitarme, calentar la tetera, una hora en micro y llegar a la pega. ¿Qué haría si tuviera solo tres horas?. ¿Qué otra cosa importaría si me quedara media mañana? Su breve y lasciva vida solo deja espacio para montarse, frenéticos y obsesivos sobre las hembras. Veinte machos a una. Verdaderas máquinas reproductoras, las efímeras no ofrecen ni seductores cortejos, ni coloridos plumajes, ni aromáticas flores, ni mira que bonito escribo, ni mira la ropa que uso, ni mira que soy diferente. No hay símbolos lisonjeros, adulaciones romanticonas, ni simulaciones excéntricas como en los humanos. No hay sagrados versos recitados a los ojos que alucinan con tocar la gracia original, ni el supramundo que sería “estar contigo”. Aquí se trata de la máxima expresión de los instintos y las pasiones. Chao las cortesías y las figuraciones poseras. Es la severa y lacerante expresión del cuerpo sobre otro. Las efímeras no metaforizan, ni tratan de ser lo que no son. Su axioma es lanzarse a la hembra antes de morir. No se encuentran víctimas de una ficción metafísica o se persiguen con alguna maquinación perversa de un ser superior. Tampoco del mezquino azar. No creen en ángeles salvadores, ni en moradas celestiales. Los llantos perpetuos por su corta pasada por la tierra pertenecen a otra especie. A ellos no. No tienen tiempo de ser soñadores, ni melancólicos, ni víctimas de la injusticia de la vida Están prestos para hacer frente a lo más difícil. Son fuertes sanos y vigorosos. Miran el cielo con la mirada más diáfana, los pensamientos más poderosos y alcanzan a las mujeres más hermosas. La encrucijada de la muerte abrupta al otro lado del río, es de las historias más horribles del planeta. Y ninguna se deprime caprichosa. Miles se suicidan como carnada para los peces mientras el resto embistan a las hembras. Una condición que no alcanza para libertad, ni para crear dioses, ni para una mera redención solitaria. Solo se respira violencia –forzada, ansiedad y competencia feroz. Solo tres horas, que además les evita la pavorosa experiencia de la conviviencia social, el fastidio de vincularse con otros, el desencanto y el miedo, los conflictos egosintónicos, las castraciones, las leyendas folklóricas, las lateras explicaciones alternativas y las patologías mentales. Simplemente no tiene que elegir. Ellos actuan. Porque no creen en promesas.  

 

ES MI VIDA OK

Businessman Satisfaction Arms Outstretched Freedom Concept

Quien chucha somos para hablar de libertad. Demasiado grande para tomarla. Demasiado soberbio para definirla. No se me ocurre alguna idea. Las definiciones de por sí atentan contra la libertad. Incluso esta. Delimitan, acotan y discriminan. Asi que por honor a la sensatez dejare las definiciones aun lado. En vez de romperme la cabeza buscando alguna, resulta menos engañoso y tentador relatar el infierno de un joven esquizofrénico. Gregory Bateson lo describe en su texto “Doble Vinculo”, como un tipo que se había recuperado recientemente de un episodio grave. Fue visitado por su madre. Al verla sintió alegría y movido por un impulso quiso abrazarla. Tendió los brazos y le dio un afectuoso apretón. Ella, se atieso inmediatamente. El joven percibió su rigidez y retiro los brazos, casi como un acto reflejo. Su madre, sorprendida le hizo la pregunta del millón y como para quedar peinando la muñeca. ¿Ya no me quieres, hijo? La escena no dio para más. El joven no resistió un minuto estar con ella y tras cartón ataco a uno de los enfermos con el que compartía pieza y fue confinado a quedarse una semana en ella. El modus operandi de la madre le genero una tormenta. Él podría haber pensado que su madre se sintió incomoda con su demostración de afecto. Pero su condición esquizofrenojena impidió esa posibilidad. Su fuerte dependencia, no le permite comentar la conducta de su madre, a pesar que ella si comenta la de él y lo fuerza a tratar de aceptar la forzosa cadena comunicativa que se genera y su maldita frase.. “ Tu ya no me quieres”. Si quiero mantener mi vinculo con mi madre, no debo mostrarle que la quiero, pero si yo le muestro que la quiero entonteces la perderé. ¿Para que queremos libertad?.

 

LA ETERNA KEFIA DE ARAFAT

Arafat-e1447250263508-540x412

Algunos palestinos dicen que nació en Khan Younis, en la ciudad de Gaza. El mismo pataleó con que era de Jerusalén. Pero la mayoría de las biografías sitúan el nacimiento de: (Tomen aire y agua) Muhammad Abdel Raouf al-Qudwa al-Husseini, su verdadero nombre, en la sudorosa ciudad de El Cairo, el 24 de agosto de 1929. De signo leo, y proveniente del seno de una pituca familia Palestina musulmana sunní, era el quinto de 7 arafatitos. Su madre era Hamida Khalifa al-Husseini y falleció cuando el pequeñuelo apenas le salían los chocleros. Ella era familiar de Fátima, la hija del Profeta Mahoma. Nada menos. Es como si uno de nosotros fuese pariente lejano de algún gurú religioso, tipo Jesús o Buda. Schuuaaa. Además, la mamá de Yasser era prima carnal del Gran Muftí de Jerusalén, llamado simplemente Muhammad Amín al-Husseini, (Nada que ver con el amigo de Bush, Sadam Hussein,) virulento paladín del nacionalismo árabe-palestino, que en la Segunda Guerra Mundial se hizo flaite compadre con el pacifista Hitler formando una alianza antisemita para proclamar el Estado árabe en Palestina. El papá de Arafat, también de nombre sencillo, era Abdel Raouf al-Qudwa, comerciante textil que pertenecía a una ricachona familia de mercaderes y terratenientes egipcios. La verdad es que contar la historia de Arafat, es casi infinita. Está llena de sinuosos pasajes y vericuetos. Por lo mismo, hay que estar paranoico. Hay muchas versiones interesadas en dar una imagen perversa a su figura. No es que yo haya trabajado en Al Fatah, pero recomiendo leer varios libros a patas sueltas, antes de formarse una opinión sobre su historia. Pero como hay poco tiempo y pocas hojas hay que hacerla corta y contar algunas papitas. Por ejemplo, que Arafat estudió Ingenieria Civil en la Universidad cairota, Rey Fuad. ¿Como les quedó el ojo? Otro dato: Yasser, significa en árabe sencillo o libre de complicaciones, y el apellido Arafat, es el nombre de una colina próxima a La Meca. Las pichangas de su infancia siempre duraban medio tiempo. Su familia arrancaba de El Cairo, a Jerusalén y de Jerusalén a Gaza. Incluso llegaron a El Líbano en medio de la revuelta popular. El tiempo que le restaba quedaba miope leyendo el Corán y después de almuerzo tomaba parte en los movimientos de resistencia contra los judíos, que ya se habían instalado con todo y petacas en Palestina, gracias a la ayuda de sus súper amigos Ingleses, que habían “ganado” en la primera guerra mundial y les regalaron un terrenito. Creado el Estado de Israel, a costa de áreas de la Palestina central, Arafat se sumó al éxodo de refugiados palestinos (750.000 en total) y retornó a la capital egipcia….de allí en adelante su keifa blanquinegra sobre su cabeza se hizo famosa y llenó el alma Palestina. زِينْ الدِين أبو عبد الله محمد بن موسى الخوارزمي ابو جعفر

Para los amigos: Abu Abdalá Mohamed Ben Musa Al Juarismo.